viernes, 10 de junio de 2016

EL DIRECTOR AGUSTÍ VILLARONGA TRANSLADA DE ARAGÓN PARA BARCELONA EL RODAJE DE “INCERTA GLÓRIA”


El director mallorquín Agustí Villaronga concluyó en Aragón, más precisamente en pueblo antiguo de Belchite (Zaragoza), el rodaje de su último largometraje, “Incerta gloria”, ambientada en la Guerra Civil Española, tras seis semanas de trabajo en la comunidad. La película es basada en el libro homónimo del escritor catalán Joan Sales, cuya trama se desarrolla en gran parte en el Frente de Aragón en el año 1937.


Una película que trata "aparentemente sobre la guerra" pero con la particularidad de que "no hay ningún disparo; es como tratar una zona muerta", ha explicado Villaronga a EFE en el rodaje en Belchite, que hace las veces de pueblo destruido en el que se encuentran los dos bandos. "Se trata, sobre todo, de las emociones de los personajes: los soldados, la gente del pueblo y la gente de Barcelona que va y viene a visitar a sus familiares; en este caso, una mujer a su marido", ha apuntado el cineasta.


Para el actor catalán Marcel Borràs, que desempeña el papel de un soldado en el frente, la cinta "habla de relaciones muy íntimas como la amistad, el amor, la traición o el engaño". "Lo importante de la historia son las cosas que les suceden, no hay guerra prácticamente, es como una espera", ha añadido.


La película se ha rodado en los municipios oscenses de Montearagón, Alquézar, Casbas de Huesca, las trincheras de la ruta de Orwell en Alcubierre y la Cartuja de la Virgen de las Fuentes en Sariñena; en Caminreal (Teruel); y, finalmente, en las trincheras de Leciñena y en Belchite, ambos en la provincia de Zaragoza.


La productora ejecutiva de la cinta, Isona Passola, ha subrayado que "Incerta Glòria" va a ser "la película del frente de Aragón" y ha puesto en valor el hecho de que los escenarios en los que se rueda sean los espacios reales en los que se desarrolla la trama.


Según ha explicado el director, el filme abarca unos seis meses en el frente que incluyen, además de verano y otoño; el invierno, que simularon ayer con nieve artificial para la que contaron con la ayuda de los bomberos de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ), institución que, además de los medios, ha aportado una ayuda económica de 100.000 euros repartidos en dos ejercicios.


Hasta el rodaje se acercaron ayer representantes institucionales como algunos concejales de Belchite o la diputada de la DPZ Cristina Palacín, quien destacó el valor añadido que crea el cine en la zona "durante el proceso de rodaje y también en la aparición en las películas" de lugares como Belchite, "uno de los pocos municipios devastados durante la Guerra Civil que quedan en pie en España", añadió. Un lugar que, como la Cartuja de Huesca, el predilecto del director, "ha quedado anclado en el tiempo, es como un espacio fantasma y es muy atractivo para el cine", ha dilucidado Villaronga.


El cineasta ha contado en esta ocasión con los actores Marcel Borràs, Núria Prims, Oriol Pla o Bruna Cusí, así como la actriz aragonesa Luisa Gavasa, quien dará vida a la tía Olegaria.


El equipo de rodaje ahora rumba hacia Barcelona donde filmarán la parte final de la retaguardia durante una semana y media. Villaronga espera que el proceso de edición de la cinta -que "tiene ingredientes como para que sea una película que pueda gustar aquí y fuera"- concluya en diciembre y que se pueda estrenar a principios del año que viene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario