lunes, 9 de junio de 2014

Para el rodaje de PALMERAS EN LA NIEVE, transforman la CASA DE LA CONDESSA DEL VALLE DE JINÁMAR en un NIGHT CLUB


Según se lee en el periódico La Provincia, la Casa de la Condesa del Valle de Jinámar, una construcción señorial de corte colonial, se convertirá por obra y gracia del séptimo arte en un night club de Guinea Ecuatorial. 


Esta metamorfosis tendrá lugar en el mes de septiembre y se debe a la selección de este espacio para el rodaje de una parte de la película “Palmeras en la nieve”, que el director Fernando González Molina tiene previsto rodar en Gran Canaria durante los próximos meses.


La elección de este inmueble, ubicado en la zona baja del Valle de Jinámar, es fruto del ingente trabajo desarrollado en los últimos meses desde la Concejalía de Turismo del consistorio de Telde, un departamento en el que se han propuesto promocionar las bondades y encantos del municipio a través de múltiples herramientas. El ofrecimiento de los espacios naturales y arquitectónicos de una localidad que cuenta con 664 años de historia a sus espaldas es una de ellas.


El área que dirige el edil Pablo Rodríguez creó hace unos meses una Film Comission en la que se han ido colgando imágenes de localizaciones ideales para la realización de spots publicitarios, trabajos videográficos, cortos y largometraje. 


Las peculiaridades que presenta la Casa de la Condesa, con una edificación recia a la que con el paso de los años se le fueron añadiendo desde caballerizas hasta una pequeña ermita, la convirtieron en el lugar ideal para el rodaje de varias secuencias de la película, que también dejará su impronta en la finca terorense de Osorio. Según los escasos datos que han trascendido, el último día de rodaje de Palmeras en la nieve se desarrollará en Jinámar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario