viernes, 3 de abril de 2015

PEDRO ALMODÓVAR sobre SILENCIO: ‘Esta es una historia que tenía en el cajón desde 2011. La dejé entonces y ahora ha vuelto para florecer’


Ya está todo pronto para el inicio del rodaje, el próximo 6 de mayo, de la vigésima película de Pedro Almodóvar, “Silencio”, que trae como protagonistas las actrices Emma Suárez y Adriana Ugarte, quienes darán vida al mismo personaje, Julieta, a lo largo de tres décadas, del año 1985 al 2015. Según el director, ‘No me gustan nada los trabajos excesivos de maquillaje para envejecer o rejuvenecer actores, prefiero dos intérpretes diferentes y jugar con la imaginación del espectador’.


A lo largo de tres décadas, el espectador conocerá el presente y el pasado de una mujer marcada por el dolor, el abandono y una serie de viajes trascendentales en su biografía, porque en cada viaje abandona a alguien importante de su vida o algo importante de su vida. Y entre todos, un abandono esencial: el de su hija adolescente, a la que deja atrás inexplicablemente, sin una razón conocida.  De repente, alguien que para ti lo es todo, se desentiende de ti sin más. 


El personaje de Julieta, que lucha por sobrevivir al borde de la locura, está rodeado de un coro de secundarias esenciales en la historia y que aparecen descritas casi como en una función teatral. Son los actores Inma Cuesta, Rossy de Palma, Nathalie Poza, Pilar Castro, Michelle Jenner, Darío Grandinetti, Susi Sánchez, Daniel Grao, Joaquín Notario, y Blanca Parés. 


Pero la novedad de “Silencio” no afecta sólo a los rostros de los intérpretes, sino que se extiende al paisaje. Más allá de algunas escenas por las calles de Madrid, el director cambiará radicalmente su habitual orografía: Galicia, la sierra de Huelva y los Pirineos aragoneses le robarán esta vez el plano al horizonte castellano. 


En cuanto a las tonalidades de la cinta, Almodóvar habla de una paleta de colores verde, gris, humo y terracota. ‘Aunque sé que Sonia Grande, directora de vestuario, y Antxon Gómez, director de arte, siempre meten en la maleta algo rojo. A estas alturas me conocen y se guardan alguna opción acorde con mi pasado. Al fin y al cabo, y como suelo decir, por muy sobrio que me ponga la cabra siempre tira al monte’.


‘Esta es una historia que tenía en el cajón desde 2011. La dejé entonces y ahora ha vuelto para florecer. Quizá no es el mejor momento para rodar una película que requiere tantos desplazamientos; quizá era el momento para una película de estudio, pero esta es la que ha llamado con más fuerza’. El cineasta se refiere así al largo parón que ha supuesto para él una compleja operación de espalda y una larga rehabilitación que aún no ha terminado. 


Asegura que en plena crisis física se planteó dejar el cine. ‘Se me pasó por la cabeza eso que ahora está tan de moda, reinventarse. Pensé en dedicarme solo a escribir, intenté imaginarme en la piel de un cronista de experiencias vitales, en plan periodista de viajes, o como un novelista. Físicamente, no me veía capaz de rodar. La operación me provocó mucha más inseguridad de la que ya de por sí tengo. Pero, para bien o para mal, me di cuenta de que otra cosa no es lo mío. Quiero seguir rodando; me alivia y a la vez me condena; me guste o no las cosas son así’.


"Silencio" se rodará lo largo de doce semanas. Será un drama ‘sombrío, íntimo, de universo femenino, pero en absoluto en el estilo manchego, menos barroco, con menos opciones para el humor’.

No hay comentarios:

Publicar un comentario