jueves, 31 de marzo de 2016

ACTORES SECUNDARIOS A LOS PREMIOS GOYA 2017


El actor Asier Etxeandia hasta ahora se pone como la principal apuesta en las nominaciones a los premios Goya por su interpretación en la película “La puerta abierta”, de Marina Seresesky, que deberá estrenarse hasta el fin del año. En la misma, Etxeandia vive a Lupita, la travesti que en el film pasará a formar parte de la familia de Rosa (Carmen Machi) y Antonia (Terela Pávez).


La tercera nominación a los premios Goya del actor gallego José Ángel Egido se impone en la película “María y los demás”, de Nely Reguera, donde interpreta al padre de María (Bárbara Lennie), ahora viudo, que decide rehacer su vida con otra mujer y obliga su hija que siempre lo ha cuidado, a repensar su destino y tomar decisiones.


El actor madrileño Gonzalo de Castro estrena ese año el esperadísimo largometraje de Miguel de Arco, “Las furias”, dónde interpreta a Héctor, el hermano mayor de Marga (Mercedes Sampietro) que cuando su hermana anuncia a sus tres hijos que su intención de vender la casa de verano con el propósito de emprender un largo y misterioso viaje, propone aprovechar el mismo fin de semana en el que desprendan de la casa entre todos para celebrar en familia su boda con la mujer con la que lleva más de quince años viviendo.


El actor andaluz Julián Villagrán presenta en la sección oficial del 19 Festival de Cine Español de Málaga el largometraje “Quatretondeta”, de Pol Rodriguez, dónde interpreta a Iñaki, compañero de aventura que ayuda a Tomás (José Sacristán) y Dora (Laia Marull) en la busca del cadáver de la fallecida pareja de ese, para enterrarla en Quatretondeta justo la semana en que tienen lugar las fiestas del pueblo. Podrá ser su tercera nominación.


El actor murciano Carlos Santos busca su primera nominación a los premios Goya a través de su personaje Luis Roldán, en el último largo de Alberto Rodríguez, “El hombre de las mil caras”. En la película, Roldán visita a Francisco Paesa (Eduard Fernández), ex agente secreto del gobierno español, responsable de la operación contra ETA más importante de la historia, que ha regresado, y le ofrece un millón de dólares por ayudarles a salvar 1.500 millones de pesetas sustraídos al erario público.


Como Miguel en la comedia “Tenemos que hablar”, de David Serrano, el veterano actor Óscar Ladoire encarna el padre de Michelle Jenner, que junto con su mujer, Patricia (Verónica Forqué) tiene la vida en torno de su hija que pretende casarse con un nuevo amor para poder rehacer su vida y pasar página en su relación con el personaje de Hugo Silva. Podrá ser su segunda nominación a los premios Goya.


Raúl Arévalo opta a una nominación ese año por su interpretación en el thriller de Daniel Calparsoro, “Cien años de perdón”, un relato de acción que reúne en torno al asalto a un banco a atracadores, políticos de dudosa moralidad y gente sin escrúpulos, cuyos personajes "reflejan lo que puede ser la sociedad española". Podrá ser la sexta nominación de Arévalo.


La tercera nominación a los premios Goya de José Sacristán se acerca con su participación en “Toro”, de Kike Maíllo, dónde interpreta a Romano, el patriarca que tiene el poder económico y moral, que cree en la ley, en la ley que ha creado, que ha escrito y que él impone.


En “El hombre de las mil caras”, de Alberto Rodríguez, José Coronado interpreta Jesús Camoes, el inseparable amigo de Francisco Paesa, que lo ayuda en una magistral operación que envuelve mucha pasta y venganza al gobierno español. Será su cuarta nominación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario