martes, 20 de febrero de 2018

RAMÓN SALAZAR PRESENTA “LA ENFERMEDAD DEL DOMINGO” EN EL FESTIVAL DE BERLÍN, CON EXCELENTES CRÍTICAS


El cineasta Ramón Salazar regresa a la Berlinale con su filme “La enfermedad del domingo”, una cinta sobre el abandono materno con la que viaja a la capital alemana 16 años después de presentar “Piedras”, su ópera prima, que compitió en Sección Oficial en 2002.


Producida por Zeta Cinema y On Cinema 2017, la cinta se estrenará en los cines el 23 de febrero de la mano de la distribuidora independiente Caramel, y narra el reencuentro entre una madre y su hija. Abandonada cuando apenas era una niña, Chiara (Bárbara Lennie) pide a su madre (Susi Sánchez) pasar diez días juntas. 


Necesita pedirle algo fundamental. Han pasado 35 años desde que se vieron por última vez y la madre piensa que tiene entre manos una oportunidad para recuperar a su hija. Esta, sin embargo, está sobrepasada por la situación y, además, tiene intereses ocultos. Madre e hija se mueven entre el desprecio, la curiosidad y el desconcierto.


Las críticas comenzaron, y son excelentes. Acabo de leer la de la francesa Critique Film: ‘Son projet narratif ne paraît pas non plus vouloir mettre à contribution le catalogue intégral des symboles et autres métaphores voyantes pour souligner la relation tendue entre Chiara et Anabel'.


Y sigue la revista: '[...] Il s’agit plutôt ici de permettre au talent visuel notable du réalisateur de s’exprimer librement, sans tomber par excès de zèle dans une beauté aussi clinquante que gratuite, ni procéder à une mise en abîme forcée entre la sobriété esthétique du récit et la complexité affective entre les deux personnages principaux’. Y sobre las interpretaciones de las actrices protagonistas, la crítica francesa las califican como ‘magistrales’. 


En cuanto al trabajo con las actrices principales, que acaparan toda la atención del filme, Salazar ha explicado en rueda de prensa que apenas hicieron tres lecturas de guion juntos porque se dio cuenta de que ‘era más interesante que no tuviesen tantísimo contacto para que fuera a favor de la historia’.


Sánchez y Lennie son ‘dos personas diferentes con una manera también diferente de enfrentarse a los personajes’, según señala el director, que procuró rodar en orden cronológico la última parte de la película.

No hay comentarios:

Publicar un comentario