lunes, 24 de noviembre de 2014

MARIAN ÁLVAREZ habla sobre el rodaje de LOBOS SUCIOS, de SIMÓN CASAL


En entrevista a la periodista Araceli Saavedra (leer aquí), la actriz madrileña ganadora del Goya y da Concha de Plata de San Sebastián por “La Herida” Marian Álvarez habló sobre el rodaje de “Lobos sucios”, del director Simón Casal. 


En la película, Álvarez da vida a Manuela, una mujer minera que representa a toda una generación de mujeres "valientes", y toda la historia es ambientada en una mina de wolframio de la provincia de Ourense explotada por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, completando el reparto Manuela Vallés, Luisa Merelas, Pierre Kiwitt, Ricardo de Barreiro, Xosé Manuel Esperante e Isak Ferriz.


En esa entrevista, la actriz calificó como espectacular la localización de Tejedelo, dónde recientemente terminó una parte del rodaje, diciendo que “Es difícil llegar hasta aquí y casi no hay logística, pero merece la pena porque este sitio es realmente espectacular. Creo que luego se verá genial y va a ser maravilloso, pero se sufre un poco”.


Sobre su trabajo tras el Goya, mencionó que rodó con Gracia Querejeta "Felices 140", ahora "Lobos Sucios" y empezará otra en diciembre. “Voy enlazando una con otra y no me puedo quejar. De hecho cuando me dieron el premio Goya ya me habían propuesto esta película”.


De “Lobos Sucios” ha dicho que le cuando recibió el guión, le pareció muy especial. “Es especial, es bonito contar una historia como ésta. Cuando uno piensa en la Segunda Guerra Mundial es como contar una historia a lo grande, pero se pueden contar historias más sencillas en lugares más pequeños. Contar eso mismo pero desde un punto de vista más sencillo y más nuestro. Eso ocurre con esta película que narra una historia sobre algo grande pero desde un punto de vista más sencillo, un punto de vista más humano. Que nos toca a todos más”.


Por fin, defendió en especial su personaje Manuela, “una mujer valiente, luchadora. Creo que las historias que se cuentan desde el punto de vista de las mujeres son necesarias, y sobre todo mujeres de esa época. La sensación es que esas mujeres estaban recluidas en sus casas, cuando eran trabajadoras a más no poder”. 


“Eran madres, hermanas, abuelas, heroínas. Eran todo. Manuela tiene tantas cualidades que es difícil. Lo da todo porque tiene una hija enferma. Hace cualquier cosa por ella. A parte se da cuenta que merece la pena sacrificarse por un bien común, por los demás. Tiene algo muy especial porque está conectada con el mundo sensorial, el de los bosques, el agua, las señales”, completó.


Marian Álvarez rodó en el último mes de diciembre “100 años de perdón”, de Daniel Calparsoro, dónde compartió reparto con José Coronado y Luis Tosar (leer aquí). Más sobre sus próximos proyectos aquí y aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario