sábado, 4 de abril de 2015

DIEZ ACTORES EN PAPELES SECUNDARIOS PARA LOS GOYA 2016


Seleccionamos algunas de las probables interpretaciones de reparto más destacadas del año, en películas que están siendo rodadas o que se encuentran en fase de posproducción, pero que por todo que se escribe y que se lee, podrán estar entre las posibles seleccionadas a los premios Goya en esa categoría.


¿Será que el premio Goya de mejor actor secundario ya tiene nombre? El actor Asier Etxeandia hasta ahora se pone como la principal apuesta para ese galardón, por su interpretación en la película “La puerta abierta”, de Marina Seresesky, que deberá estrenarse hasta el fin del año. En la misma, Etxeandia vive a Lupita, la travesti que en el film pasará a formar parte de la familia de Rosa (Carmen Machi) y Antonia (Terela Pávez).


El ganador del primer Goya en esa categoría, en 1987, Miguel Rellán, por la película “Tata mía”, busca su según nominación ese año con “A cambio de nada”, de Daniel Guzmán, que compite en la sección oficial del 18 Festival de Cine Español de Málaga, y que trata de la vida de Darío, un chico de 16 años que huye de su situación familiar buscando su lugar en la vida.


La novena nominación del actor Antonio de la Torre a los premios Goya llegará por las manos de la directora Gracia Querejeta en la comedia “Felices 140”, dónde el malagueño interpreta a Juan, casado con Cati (Marian Álvarez) en un matrimonio que no los hace feliz, y también unos de los amigos de Elia, la protagonista de la historia, encarnada por Maribel Verdú, a la que le ha tocado el euromillón.


Fuerte en la carrera está el actor Josean Bengoetxea, por “Negociador”, de Borja Cobeaga, en el papel de Jokin, el representante del ETA en las negociaciones con Manu Aranguren (Ramón Barea), enviado del Gobierno español para negociar con la banda el cese definitivo de la violencia, en un hotel del País Vasco francés, y que más tarde es sustituido por un negociador más duro, Patxi (Carlos Areces). Bengoetxea podrá ser visto en el próximo Festival de Málaga, con la película “El santuario”, aguarda ese año el estreno de “La mano invisible”, de David Macián, y de “La decisión de Julia”, de Norberto López Amado y rueda “El contenido del silencio”, de Helena Taberna. ¡Olé!


Otro de los grandes del año es Carlos Areces, que puede conseguir su primera nominación a los premios Goya como Patxi, el representante de la banda terrorista ETA, en la película “Negociador”, de Borja Cobeaga. Areces interpreta con maestría a un hombre violento, radicalizado y revolucionario, que pone en peligro los frutos de difícil un acuerdo con el Gobierno. Además, estrena ese año "Anacleto: Agente Secreto", de Javier Ruiz Caldera, dónde hace el malísimo Vázquez, que prepara una venganza colosal contra Anacleto, por encerrarle en la peor de las cárceles posibles.


Raúl Arévalo opta a una nominación ese año por su interpretación en el thriller de Daniel Calparsoro, “Cien años de perdón”, que estrena hasta el fin del año, un relato de acción que reúne en torno al asalto a un banco a atracadores, políticos de dudosa moralidad y gente sin escrúpulos, cuyos personajes "reflejan lo que puede ser la sociedad española". Podrá ser la sexta nominación de Arévalo.


Tras recibir el Goya de mejor actor del año pasado por “la isla mínima”, Javier Gutiérrez se pone delante las nominaciones de la próxima edición de esos galardones con su papel en el thriller “El desconocido”, de Dani de la Orden, que se estrena el próximo mes de septiembre en la taquilla española. En la película Gutiérrez interpreta el hermano de Carlos, será Javier Gutiérrez, que intentará mediar en el conflicto que está viviendo dentro de un hilo potentísimo y muy valiente, mientras que Carlos, cuando arranca su coche, recibe una llamada anónima que le anuncia que tiene una bomba debajo de su asiento, y que tiene algunas horas para reunir una elevada cantidad de dinero, o su coche volará por los aires.


Aún no tenemos informaciones acerca del estreno de “Mi gran noche”, la última película de Álex de la Iglesia, que se encuentra en pleno rodaje, pero se sí, Hugo Silva pone en marcha su primera nominación a los Goya con su interpretación como el presentador de un programa especial de nochevieja, rodado en pleno mes de agosto, con cientos de personas que llevan semana y media encerrados día y noche, sudando desesperados mientras fingen reír, festejando estúpidamente la falsa venida del año nuevo, una y otra vez. ¡Muy buena pinta!


También podrá ser la vez del veterano actor Carlos Álvarez-Novoa, por “La novia”. Busca su segunda nominación a los premios Goya (ganó en 2000 con “Solas”, de Benito Zambrano), a través de las manos de da directora Paula Ortiz, con quién ya trabajó en “De tu ventana a la mía, en 2011. En “La novia”, Novoa interpreta el padre del novio, que vive la tragedia y el dolor de la muerte del hijo, que es el novio (Asier Etxeandia), en una tragedia de amor de dos hombres y una mujer, unidos por un hilo invisible e imposible de romperse.


El actor José Luis García Pérez pone fuerza en su segunda candidatura a los premios Goya a través de su trabajo en “Lejos del mar”, la última película de Imano Uribe, dónde interpreta a un periodista de referencia y esposo de Marina (Elena Anaya), una médica madrileña que trabaja en el hospital de El Toyo, que es hija de una de las víctimas de un atentado del ETA provocado por el etarra Santi (Eduard Fernández), que acaba de llegar en la ciudad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario